martes, 14 de octubre de 2008

Regalo íntimo.


Tras la batalla, saqué una ofrenda y él hizo lo mismo. Abrimos nuestras bolsas y nos lo dimos. Tan lejos y tan cerca. Nos habíamos regalado el mismo libro. Yo porque no se decirle lo que siento. Él porque ya sabe cómo ponerle palabras a mi alma.

13 comentarios:

Libertad amor dijo...

El silencio es lo mejor si el alma no grita, prefiero mil veces ni escribir ni hablar que caer en lo vacío.

bs

Reina dijo...

Buenísimo Eria! Me encantaría un regalo así...

Un beso

Eria.. dijo...

Libertad, no es por vacío sino por estar demasiado lleno. Reina... aún me da escalofríos. Besitos varios.

Miss Sybarite dijo...

A mí el silencio me espanta. Es críptico y confuso, y como tal, genera malentendidos y, al menos a mí, muchísimo dolor.

Es tan importante expresar. De la forma que sea pero de manera que el mensaje llegue al receptor con nitidez (ojo, la nitidez no está reñida con la insinuación, la zalamería o cualquier otro medio camino, que pueden ser fórmulas clarísimas de expresión).

contrahecho dijo...

Qué bonito niña, pero..., "yo que no se decirle lo que siento"..., ese es uno de los mayores errores que podemos cometer, no el silencio, sino guardar sentimientos. Tu tienes que saber por propia experiencia lo feliz que le hace a una persona que la otra le diga "te quiero", así que aplicate el cuento.
Bravo por tu escrito de hoy.
Besos.

Sintagma in Blue dijo...

y al final siempre el lenguaje de los cuerpos...

Merce dijo...

Yo no podría vivir sin expresar mis sentimienots, soy incapaz de esconderlos... pero también necesito que me los expresen... es imprescindible para mí...

enrique dijo...

¿El libro era 20 poemas de amor y una canción desesperda?

Eria.. dijo...

A veces es difícil encontrar las palabras adecuadas para expresar determinadas emociones, eso me da mucha rabia. Gracias por vuestros comentarios chicos y no Enrique, era un libro también de versos pero de una autora que está viva, muy viva, aunque Neruda me encanta.

El Charolito dijo...

Bonito texto. Pero exprésate. Cuando veas la belleza del regalo que eso es, disfrutarás de hacerlo. Me gusta el blog.

TOROSALVAJE dijo...

Que bonito. Es muy bonito. Mucho.

Ves como escribes genial.

Besos.

ONUBIUS dijo...

Todas las reconciliaciones se empeñan en demostrarnos que la convivencia es difícil pero no imposible. Un poquito de paciencia, un mucho de amor, una pizca de querer entender y un querer seguir adelante, puede ser un coctel duradero.

Abrazzzus...

Nuria dijo...

Suena a compenetración total¡¡
Me ha encantado
Bs
N.