lunes, 29 de diciembre de 2008

Te llaman porvenir



Dentro de unos días hará un año que murió Ángel González, el poeta. Recuerdo que escuché la noticia en casa de unos amigos. Cuatro jugaban en una mesa al mus, otras hablaban de sus hijos y embarazos, yo deambulaba por la casa. Lo dijeron en la tele pero nadie pareció darse cuenta. Me puse muy triste y lo comenté con el resto pero ninguno le conocía. Me quedé asombrada. Dos ingenieros, un administrativo, un perito, un topógrafo, dos abogadas, una bancaria y una jefa de logística. Y nadie conocía a Ángel Gonzalez.
Yo les decía - si hombre, el de “te llaman porvenir porque no vienes nunca…”, que si, el de “me entusiasman tus ojos, ¿solos o con rímel? Al comenzar un tercer poema para ubicarles me di cuenta de que la que estaba desubicada era yo. Me miraban con los ojos abiertos como platos mientras sostenían los naipes en las manos, y dije-bueno, no importa-.Siguieron jugando a las cartas, siguieron charlando.

Al llegar a casa busqué mi diario de la pantera rosa en el que había escrito siendo “más niña” algunos versos que me fascinaron y esa fue mi forma de darle las gracias, leerlo como lo hace la “menos niña”.

A veces me vengo de mis amigos y cuando me hablan de estructuras o de las ondas de la luz, asiento y sonrío procurando parecer interesada mientras en mi cabeza voy escuchando “te llaman porvenir porque no vienes nunca. Te llaman: porvenir y esperan a que tu llegues como un animal manso a comer de su mano…”





(Foto de unos poemarios....)

domingo, 28 de diciembre de 2008

Cuento

Hace unas semanas escribí un cuento para Contrahecho y le gustó.








"Envolvió con lazos el prozac que no se había tomando.Vestido de Papa Noel abrió la ventana, se ató por el cuello y se dejó caer.Por fin todos vendrían el dia de Año Nuevo."
(foto de la noche en Futuroscope)

martes, 23 de diciembre de 2008

Nos vemos...

Desaparezco unos dias pero amenazo con volver pronto, cuidarse ¿si? besitos varios.

domingo, 21 de diciembre de 2008

Vanesa Martín.


Aún no te has ido y ya te echo de menos

cuento las horas para vernos de nuevo

guardo tu aroma para olerlo luego

¿qué más quieres de mí?

Aún no te has ido y ahora quiero que vuelvas

sentir como poquito a poco te acercas

que si me caigo tú me sostengas

¿que mas se puede pedir?

Te das la vuelta y yo te clavo mis ojos

me quedo quieta hasta perderte de vista

y lo peor no quiero enamorame no puedo resistir

Y te vas

no olvides vida mía que te prometí

llamarte, escribirte, pensarte, soñarte

pero antes de todo ya empiezo a extrañarte

Y te vas contigo y sin ti

no olvides vida mía que te prometí

llamarte, escribirte, pensarte, soñarte

pero antes de todoya empiezo a extrañarte

Tu eres el viento que empuja mi vela

la tinta que define toda mi letra

la gota de agua que mojan mis labios

que me quita la sed

Y es que sin verte yo ya empiezo a extrañarte

sin despedirte ya empiezo a desarmarme

aunque tardemos en volver a vernos

dime hasta luego y no adiós

Y te vas

no olvides vida mía que te prometí

llamarte, escribirte, pensarte, soñarte

pero antes de todoya empiezo a extrañarte

Y te vas contigo y sin ti

no olvides vida mía que te prometí

llamarte, escribirte, pensarte, soñarte

pero antes de todo

ya empiezo a extrañarte

Y te vas contigo y sin tino olvides vida mía que te prometí

llamarte, escribirte, pensarte, soñarte

pero antes de todoya empiezo a extrañarte

Aún no te has ido y ya te echo de menos

cuento las horas para vernos de nuevo

guardo tu aroma para olerlo luego

¿qué más quieres de mí?
(Foto de una gata extraviada)

Rojo




Andaba el alma alborotada y ya amanecía.




(foto: reflejo o sombra de tu luz fulgente)

sábado, 20 de diciembre de 2008

Los otros libros.


En ocasiones se deja llevar de uno a otro y entre ellos encuentra esos libros que no quiere leer. Hasta que ha digerido un par de párrafos no se percata de dónde se encuentra. Entonces, los cierra de golpe y corre hacia tu historia para esconderse ahí, donde nada puede dañarla.
Pero tu historia también escuece y la sal chamusca sus pestañas.

(foto de unos libros...)

jueves, 18 de diciembre de 2008

"Metástasis"


Te traspasa,
deshace tus cuerdas vocales,
inunda tus pulmones
estruja el órgano latente.
Te tortura,
oprime tu estomago,
infecta tus vísceras
vacía tus entrañas.

En tu odio soy metástasis.
(foto de unas bellas medusas)

martes, 16 de diciembre de 2008

Mi madre ya lo sabía....


Hay que ver lo lista que es mi madre y lo tontos que somos sus hijos…. Os contaré.
En mi familia todo lo que tenga que ver con el campo gusta, y yo intento integrarme. Si además eres del pueblo de mi madre las cosas del campo te gustan con avaricia. Es decir, si vas a coger setas vas a por cestas de setas, si vas a pescar vas por kilos de truchas, si vas a cazar vas a por morrales de perdices y si vas a caracoles y vas conmigo, vas a reírte un rato. Que yo ir… voy. Y me pongo mis botas y la ropa adecuada y cojo unas bolsas de plástico (que con una si eres del pueblo de mi madre no haces nada) y unos guantes de goma. Si si, de los de fregar de toda la vida. Porque el asco que me dan los caracoles no lo imagináis… y además mientras andas por las hierbas puede salirte una araña y entonces la que escribe da unos gritos que la dejan realmente ridícula. Pero a lo que íbamos… que en mi casa, después se los comen. Con todo un protocolo ¿eh? que no se cuanto tiempo los tiene mi madre en la terraza comiendo pan y después el gran momento… que de eso trata este post. El momento de lavar los caracoles.
Puede llevar horas, y los lavan y los lavan y los lavan y parece que nunca van a dejar de soltar babas. Todos supondréis después de lo de los guantes de goma que al fregadero ni me acerco en estas situaciones y sin embargo mi madre disfruta. Si si. A ella la encanta, es más… cuando en mil diez ocasiones la te dicho “toma ponte unos guantes” ella siempre me ha respondido “no no, que después de lavarles se me quedan las manos mas suaves que nunca” y mi hermano y yo nos mirábamos con cara de asco.
Pues si señores, hay que ver lo lista que es mi madre y lo tontos que somos sus hijos… si la hubiéramos escuchado quizá habríamos sido nosotros los inventores de la crema a base de baba de caracol, un éxito desde hace un par de años en el mundo de la cosmética. Especialmente se utiliza para las manos... ¡cualquiera le dice ahora nada a la señora!


(foto del pueblo de mi madre...)

lunes, 15 de diciembre de 2008

Recetas


Es difícil que coman de tu mano... Cuando lo consigues, incluso la nieve nos resulta deliciosa.
(Foto de un cisne en su salsa...)

sábado, 13 de diciembre de 2008

"Arteria propia"



Tú me conoces como arteria propia
desprovista de absurdos y relicarios
puta de gusto y no de oficio,
sangrando al leer tu poemario.





(Foto sin relicario)

viernes, 12 de diciembre de 2008

Si, soy una hipócrita.

Si. Soy una hipócrita, porque la he dicho que me parecía muy bonito y hay que ver lo horroroooooosa que ha dejado la entrada…. Pero el trabajo es el trabajo y a una clienta no voy a decirla lo hortera que es poner en su portal un belén.












Lo peor no es el mal gusto de la señora, que nunca lo hubiera pensado por lo estilosa que es siempre sino que si yo soy una hipócrita, ella lo es mayor. Mucho angelito y mucho portal de belén y hace dos semanas llamó a la policía para que echaran a un indigente que había dormido en la entrada de su portal… yo vi al señor. Sólo dormía. Pero que bonito que le ha quedado el portal oye… con su angelitos y su portalín, que se respira espíritu navideño vaya, no como el de hace dos semanas. Ese era espíritu de noviembre.








(Foto de tan bello estilismo)

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Hamman

Atocha 14, termas árabes, este es el lugar. Toda mi tranquilidad ha desaparecido. Bajo de taxi casi tropezando con la cinta de la bolsa. Tomo aire y entro. En el vestíbulo solo está la recepcionista que me pide la reserva. Conozco el funcionamiento del lugar, bajo a los vestuarios. No se si ya habrás llegado, si me estarás esperando. La humedad y el calor hace que el vestido de me pegue al cuerpo. Me coloco el bikini y me miro cien veces en el espejo antes de salir a las zonas comunes. He recogido mi pelo porque es una norma del recinto. La humedad me hace sudar. Son las diez en punto, ha llegado el momento de poner las cartas sobre la mesa. Tomo una bocanada de aire mucho mas profunda que la que necesite al bajar del taxi y bajo las escaleras hacia las termas. Todo está tranquilo, apenas se escucha el ruido del agua cayendo en las piscinas y un olor a incienso y calor trasforma en denso el aire. La iluminación es perfecta, velas por las esquinas y alguna luz indirecta. Me cruzo con un par de personas. El lugar esta poco concurrido. No eres ninguna de ellas ¿habrás llegado ya?
(foto de una fuente de Granada)

martes, 9 de diciembre de 2008

“Senti-dos”


Rózame con el muñón de tu mano
lámeme con tu lengua de trapo
mírame con tu ojo extraviado
huéleme, lo estoy deseando.
Escúchame, te estoy hablando.
(foto: interior del Guggenheim)

viernes, 5 de diciembre de 2008

Ortígas, pero de mar.



Estaban metiendo el equipaje en el maletero del coche, una maleta para ellos y otra para Marta. Ese puente iba a ser frío. La niña no dejaba de protestar. No iban a ser esos días de vacaciones tal como deseaba.



-Creía que iríamos a la casa de la prima Ángela- gimoteaba al ver los abrigos en vez de las chaquetas de punto que en el sur hacían falta.


- No es un buen momento para ir ahora cariño, tus primos están en Sevilla, que les toca el puente con su padre- con santa paciencia la repetían.



Sentada en el asiento del coche, recordaba los bocadillos de atún en manteca de por la tarde, las carreras por la arena mientras sus padres comían revueltos de ortígas en el roqueo y las escapadas con la bici hasta las salinas… el agua de la piscina, el juego de la gallina y las tormentas tropicales que las obligaban a quedarse en casa. Y todo era cálido, no como el frío que se veía tras la ventana. Si hasta estaba empezando a nevar… Marta casi lloraba.



-Marta, tu prima está al teléfono- dijo su madre mientras girada hacia el asiento de atrás se lo daba. Cuando colgó su madre la dijo que con las ganas que tenía de verla poca ilusión había mostrado, que cada día era más sosa.



Lo que su madre no sabía es que al otro lado del teléfono su prima lloraba por no poder pasar esos días juntas y Marta mantenía la compostura para consolarla. La nieve estaba dibujando preciosos paisajes, pero a ella la parecía espuma salada.



(foto de su playa)

miércoles, 3 de diciembre de 2008

"Deja que me siente en tus rodillas"



“Sólo quiero sentarme en las rodillas de Papá Noel para contarle que este año he sido muuuy, muuy, mala… ¿me castigará sin juguetes?”
(Foto de una cocina)

martes, 2 de diciembre de 2008

"El passat"


Este es “el passat” y está que se cae a pedazos. Pero eso sólo es lo que parece porque es un coche duro. Puedes llegar desde Burgo de Osma a mi pueblo sin la tapa del aceite por ejemplo. Es un coche de los de verdad.
Lo aparcan normalmente en la calle de detrás de mi casa o en la mía. Lo tienen los boys scout según me han dicho y a veces lo llevan lleno de trastos y de comida. Gasta por lo menos once litros a los cien, que digo yo que les saldría mas barato ir en bici.
A mi me alegra verlo por el barrio, siempre digo “mira el passat” y se me pone una sonrisa tonta. Hace mil años yo no vivía aquí y ese coche era mío… ¿me habrá venido a buscar?
(foto de "el passat")

lunes, 1 de diciembre de 2008

"Quétade conmigo un tiempo"


Quédate conmigo un tiempo,
deja tus cosas junto a mi cama
deshaz tu maleta de recuerdos.
Quédate conmigo un tiempo,
puede que cure tus heridas
acaso yo sea el remedio.
Quédate conmigo un tiempo,
descubre si aún sigues vivo
atrévete a probar mi cuerpo.
Quédate conmigo un tiempo,
quizás ya no exista
el camino de regreso.
(Foto, un camino en mi pueblo)

sábado, 29 de noviembre de 2008

Flores en casa


Cariño… hay que cambiar la casa, quiero que la decoración sea feng shui – dijo mientras miraba sus montones de libros.
El que inventó el feng shui vivía solo en una casa de bambú, no con una tía en un piso de noventa metros - respondió él mientras pasaba el estropajo al baño.

Fin del tema.


(Foto de lirios en casa)

viernes, 28 de noviembre de 2008

Nosotras



No, nuestros zapatos no los diseña Manolo Blahnik, aunque somos dos las que pactaríamos con el diablo por calzar unos. Dos van al siquiatra, la depre y la bipolar, pero están a punto de darlas el alta. Una es una golfa pero sólo lo sabe otra. Dos se han acostado juntas. Dos fueron juntas al instituto, la memoria de una es muy mala, se lo recuerda la otra. Una es madre, otra es estéril. Una es alta, otra es baja, una es gorda y otra es flaca. Dos se conocieron depilándose y terminaron quemando las noches. Una mantiene una vida paralela. Otra se quedó preñada para cazar marido, todas lo piensan pero solo una se lo dice. Otra será la tercera que vaya al siquiatra .Una terminará separándose cuando aprenda a ser pobre. Dos saben qué cosas han de callarse. Otra se preñará cualquier noche. Una tiene un secreto que guarda.


(Foto con mis niñas)

miércoles, 26 de noviembre de 2008

"El Paso"


Tras las cortinas blancas,
las rejas
tras las rejas,
el olivo.
Tras tus manos blancas
mi cuerpo,
tras mi cuerpo,
el olvido.
En silencio
sueño el paso,
de ese agosto
malherido.
Sin una palabra

mis pies se adelantaron,
los ojos gachos,
el sentir
rendido.



(foto de un olivo, aquí sienten mucho frio)

martes, 25 de noviembre de 2008

Ídolos con pies de barro: I


Su voz es un latigazo que me sacude el alma, su acento dulce y sus palabras firmes se acunan en perfecta simbiosis, ninguna palabra suena mal en su boca. Fue claro y conciso: -sigue la carretera, tardarás media hora en encontrar el cruce. Estaré en la cafetería- me había dado una dirección y media hora para pensar qué me depararía esa mañana a su lado. Comienzo.


******************************


Cometí el error de tropezar con tu esquela. Ahora que ya te había descubierto ídolo de pies de barro y te había tirado al mar, con tus Dórides y tus Nereidas. No debí leer la necrológica de prensa que guardo. Vi tu foto y me han abrasado dos cosas. La primera que te has ido. La segunda que antes de irte (no lo sabía) ya me habías dejado. Primer ídolo con los pies de barro. Termino.


(Foto de un sitio al que agarrarse)

lunes, 24 de noviembre de 2008

"Locos"



Hay locos que siempre lloran
hay locos que siempre ríen
y hay un loco que aún espera
se curen sus cicatrices.
Hay locos que nunca hablan
hay locos que nunca callan
y hay un loco que aún espera
recibir una llamada.
Cada uno es su historia
cada loco con su amor
y sin camisa de fuerza
entre todos los locos Yo.




(Foto de una señora muy suya)

domingo, 23 de noviembre de 2008

¡Ay doctor...!


Hoy me voy a ganar la enemistad de unas cuantas chicas, lo se. Pero estoy tan quemada con este tema que me no me importa.

Quiero hablar de la igualdad. De esa que hace unos días hablaban en los medios de comunicación cuando decían que las mujeres embarazadas eran discriminadas y que nadie las quería contratar. Pues normal, señor@s, normal. Y entiéndaseme bien.

Por mi edad me encuentro rodeada de unas cuantas señoras que están en estado de buena esperanza (vaya forma de llamarlo), terminan de estarlo o lo van a estar. Y es cierto que de todo he visto pero la estadística me cuadra. Estar embarazada no es una enfermedad aunque traiga consigo bastantes trastornos asociados, es cierto. Pero me llevan los demonios el morro que una gran cantidad de mujeres ponen a sus embarazos a la hora de pedir la baja. Porque seamos realistas… ¿quién se arriesga a decirle que no a una embarazada? Los médicos que lo hacen son los menos. Las bajas están para cuando se necesitan.
Tengo una compañera que el día que la dijeron que estaba embarazada dijo que se había retorcido un tobillo y que no podía ir a trabajar. Estaba de mes y medio. Ahora está de ocho y seguía con el pie retorcido (ni un esguince, una torcedura), este jueves ha presentado un parte de baja por embarazo de riesgo, ya no lo podría estirar más, siete meses que ha estado la empresa pagando a una tía que no tenía nada. Empresa privada.

Porque esa es otra, como si la baja que te dan es por embarazo de riesgo la seguridad social se hace cargo de parte del coste de esa empleada y ya se cuidan muy mucho los médicos de dar cuantas menos bajas de este tipo mejor, que ellos también trabajan por objetivos. Te dan una baja por una gripe y con esa te haces todo el embarazo, que ya paga la empresa, y a la empleada la da igual una que otra, lo importante es que ya no va a trabajar.

¿Sabéis porqué no he salido esta noche? Por no hablar de más. Ayer cenábamos por ahí con unos amigos, entre ellos una chica embarazada y la pregunto que qué tal está y me dice que sigue de baja. La pregunto qué la pasa y me dice que nada, la digo que cómo que nada y me responde que es que no la apetece ir a trabajar, que le da mucha pereza los cuarenta y cinco minutos de tren que tiene para llegar al juzgado donde trabaja. Y me quedo flipando. Pero más flipo cuando me dice que hoy llegarán aquí justo a cenar porque de mañanita se quieren ir a Madrid a la feria del bebé y que porqué no organizamos una excursión para ir a una casa rural el próximo fin de semana. Pues eso, que esta desde los dos meses está de baja y no piensa volver a trabajar. Empresa pública.
Así que precisamente el tema de la igualdad… como que me quema. ¿Qué tipo de igualdad es esa?

Conste que mi cuñada ha estado hasta tres semanas antes de salir de cuentas trabajando en una oficina, que se que hay muchas mujeres que están hechas de otra pasta y que es injusto que por unas paguen otras pero es que tanto morro… no es normal.
(Foto de parte de un cuadro de Gustav Klimt, cabecero de mi cama)

viernes, 21 de noviembre de 2008

"Desde que volviste"




Desde que volviste,
en las manos me nacen amapolas
en los labios me brotan canciones
y mis noches no se sienten solas.
Desde que volviste,
los panes con cebollas saben más ricos,
los días no se miden por ausencias
y mi alma no juega con cilicios.
Desde que volviste
la dama se queda a los pies de la cama
la piel toda me huele a azahar
y mis pies son alas que regresan a casa.


Ahora sólo falta que vuelvas y te lo pueda contar.






(Foto de Conil, en la playa)

jueves, 20 de noviembre de 2008

¿Dónde te machacas?



¿Cuáles son los parámetros en los que hace uno hincapié a la hora de elegir un gimnasio? Quizás buenas instalaciones, proximidad al trabajo, amplitud de horarios, precio asequible… No es que yo conozca demasiados sitios de estos, solo dos y distintos entre si.



Uno está en el centro, conozco al dueño, un hombre agradable que nunca está allí. Instalaciones adecuadas, precio normal, descuentos en la ropa deportiva de su tienda y mucha gente guapa, de esa que si no va al gimnasio nadie se lo nota (mujeres maquilladas incluidas, que eso es algo que no entiendo).



El otro está en las afueras, ningún problema de aparcamiento, parece una nave. No es especialmente bonito pero entra la luz. Le falta la sauna, lo cual es casi intolerable porque es nuevo. Su precio también es normal y apenas vende ropa deportiva. Los clientes son como decía aquel anuncio de coca cola, altos y bajos guapos y feos, gordos y delgados…



Para mi el parámetro es la gente, así de sencillo. Si a pesar de la cara de esfuerzo cuando tienes la lengua medio fuera están sonriendo, ese es el que elijo.
(Foto de la cristalera de un gimnasio)

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Sueltas palabras

Frontera, nuevo sitio en el que superarse
Elección, sabe que algo ha de plantearse
Letargo, se aleja sabiendo que no ha de dejarse
Ingenio, le sobra para superarse
Cuantía, cuánto de él decidirá apostarse
Impulso, un paso firme hacia delante
Deriva, lugar del que intenta alejarse
Apostar, por si mismo, comienza el lance
Dilema, qué deja y qué ha de llevarse
Equilibrio, tendrá que seguir el trámite
Soñar, el sirope… siempre de chocolate
Cerrado a comentarios

domingo, 16 de noviembre de 2008

Un poco más


Desde hace años ella acudía al mismo centro de estética. En una ocasión, Carmen contó mientras arreglaba sus uñas un problema que había tenido con un cliente la semana anterior. No era la primera vez que ese hombre acudía al centro a darse un masaje de relajación. Ya habían notado otras compañeras que se acaloraba un poco en esas sesiones, sin embargo el acaloramiento había sobrepasado lo que profesionalmente la masajista podía entender y se sentía incómoda. Por momento la respiración de él se agitaba, su cuerpo se tensaba y su entrepierna se abultaba y terminó interrumpiendo el masaje e invitando al hombre a que abandonara el local. Desde el día en que Carmen la contó aquello no había vuelto a trascender el tema, pero ahora no podía quitarse de la mente la indignación de su esteticista, aquel hombre la había hecho sentirse sucia y utilizada. Algo la había pasado a ella aquella mañana.
Alejada un par de horas de su casa el día se ofrecía lluvioso y estaba relajándose en las termas. Cuando fueron a avisarla de que tenía preparado el masaje no pensó que ese amable muchacho fuera la persona que se lo iba a dar. Su voz dulce y con acento era tan suave como sus largas manos. Ella le preguntó qué hacer con la parte superior del biquini por no incomodarle, él lo dejó a la elección de ella. A lo largo de todo el cuerpo la iba cayendo el agua en forma de rocío mientras habilidosamente el masajista realizaba su trabajo. Ella se dejaba hacer, relajada y un poco excitada ciertamente porque lo hacía muy bien, pero boca abajo era como si diera a todo el mundo la espalda. Tras unos veinte minutos de este placer le indicó que se diera la vuelta. Sin verse ella sabía que se había puesto roja aunque intentaba moverse con naturalidad. No abrió durante esa media hora ni un segundo los ojos, tampoco después pudo volver a mirarle. En cada movimiento ella deseaba que la rozase un poco mas, apretaba con fuerza sus piernas, sus caderas… cuando llevó las manos a su vientre se estremeció sin poderlo evitar. Rodeaba con movimientos circulares los senos, estiraba sus hombros, el olor de los aceites la empezaba a embargar y ella intentaba que no se le abriesen los labios, que su vientre no se moviera y que ningún gemido se escapase a modo de suspiro aunque deseaba que él siguiera más y más.
Al terminar, tras las comunes frases en las que te preguntan si te ha gustado, si deseas tomar algo y demás, ella no puedo mirarle a la cara, dejó que él la cubriera con una toalla y tras preguntarle su nombre se marchó sin más ruborizada de sí misma.
Las dos horas siguientes las pasó encendida, hubiera deseado explotar, excitada, nerviosa, deseosa de más… hasta que Carmen llamó a su conciencia. Pensó si el masajista se habría dado cuenta de lo caliente que se había puesto ella. Si habría notado su respiración cambiante al movimiento de sus manos. Pensó si le habría hecho sentirse sucio y utilizado. Se desnudó mirándose al espejo y el espejo le devolvía exactamente la forma de su cuerpo, tan distinto de los que suelen gustar. La excitación se fue apagando y ahora sólo quería llorar.
(Foto del Palacio de la Llorea, Spa)

miércoles, 12 de noviembre de 2008

"Te voy a comer entera"


De vitaminas se llena
la jugosidad la inunda
la pulpa suave se impregna
de aromas se desborda
y queda abierta a la espera.

Se oxidan las vitaminas
los jugos se secan
la pulpa se cuartea
y los aromas apestan.

Cada vez que deseas comerme
me convierto en fruta fresca.
(Foto de... una papaya en mi casa)

martes, 11 de noviembre de 2008

Vanidad y "taggear"

Mi amigo Yiyi dice que todos los que escriben en un blog somos narcisistas. Él no sabe que yo tengo uno pero le daré en este caso la razón ya que soy lo suficientemente egocéntrica como para escribir siete cosas sobre mí y romper la cadena. No os voy a taggear, detesto las cadenas.



1- Me gusta desayunar con alguien los fines de semana. Los días laborables apenas me bebo unnesquik mientras me visto y miro el correo y me marcho a trabajar, todo en cinco minutos, por supuesto. De ahí ese placer vacacional…

2- Me incomoda que me hablen de mi trabajo en las comidas o en las cenas. Que si hay que hablar se habla, pero en otro momento coñe, que me dejen disfrutar.

3- En cuanto me dan vacaciones …ritual. Llego a casa más contenta que unas castañuelas, lleno la bañera, vierto unas sales, derramo un poco de aceite y antes ponía velas…. Ahora música a todo gas. Como mucho al día siguiente ya no me pillan en casa.

4- Detesto que se me cuelen en la cola del supermercado, pescadería o similar… Normalmente suelen ser señoras ya con una cierta edad que fingen no darse cuenta y aparentan tener una prisa inmensa (para ver a LA Ana Rosa quintana, no te digo).

5- Me encanta huir los fines de semana. Cada uno a una ciudad distinta cuando el bolsillo me lo permite. Al mar en invierno, a ver bailar flamenco, a pasear bajo luces de navidad…en mi ciudad no desconecto de la realidad.

6- Tengo una aversión especial a los que aparcan en el sitio reservado para minusválidos que hay frente a mi casa. Que será una manía, pero cualquier noche termino llamando a la grúa por teléfono y me doy el gustazo.

7- El color del que más visto es el negro. No me importa la fecha del año, es el que mejor me sienta y siempre termino poniéndome cosas parecidas. Será porque estiliza, hace más delgada, lo que está directamente relacionado con mi afición al chocolate.
(Foto de hace... un par de años)

domingo, 9 de noviembre de 2008

Pesca "deportiva".


Primero el “lo siento yo no quería” y ahora os lo cuento. Dadas las últimas presiones a las que me he visto sometida en el ámbito próximo, tras 33 años de ser la oveja negra de una familia de cazadores, pescadores y demás, he sucumbido muy a mi pesar al chantaje emocional con el que me han bombardeado. Que poner una caña no he puesto pero me han llevado de apoyo logístico.
Ahí estaba yo a las nueve de la mañana esperando a que nos recogiera el autobús y equipada como para ir a la nieve (que me moría del frio). Mi santo que es mucho más listo no se ha movido de la cama. Con una nevera de las de toda la vida que había preparado mi madre en una mano y unas cañas en la otra, mirando de reojo a mi sobrino de tres años que es un demonio y sonriendo para que no seme notara el trance delante de la asociación a la que no pertenezco pero que mi hermano preside) de pescadores.





Tras una hora y pico de carretera llegamos al lugar. Como estamos fuera de veda y no se puede pescar han ido a una charca (porque eso no es una laguna, es una charca) preparada para el efecto en cuya entrada se lee “pesca deportiva” y claro, muy indignada casi me da la risa porque deportivo deportivo… pues como que no me parece mira. Es como entrar en un corral con una escopeta… MI hermano que es pescador de mosca seca y sin muerte, una historia muy diferente a esta me decía que era humillante pero que había que hacerlo por la asociación, cosas de cursos subvenciones y demás, no sé, no lo entiendo.
Mientras se esparcieron los pescadores alrededor de la charca me senté en unas piedras hasta que dejé de notar el frio en las posaderas ya que empezaban a congelarse. Hacía tanto aire que se escuchaba el agua y no saqué el mp3 del bolso. Leí un rato y cuando la nariz era un apéndice congelado decidí darme un paseo, (sonriendo eso si, que no es cuestión de que veinte pescadores me zumben) alrededor del agua. Que mar tan chiquito, este no me vale.

El día no fue bueno para los deportistas y si para muchas truchas, al final cobraron pocas piezas, esta expresión es de caza, no se si se utiliza en la pesca. La cosa es que la mitad se han venido de bolos. No así mi sobrino de tres años al que ya le coge su padre y le sujeta la caña, él si que ha sacado una trucha. Según la quitaba el anzuelo, al apretarla han caído al suelo todas sus huevas abortadas. Antes de que mi hermano la rompiera el cuello para matarla la dejó sobre una piedra para dejar segura la caña y mi sobrino acariciaba la trucha que saltaba sobre la piedra y la decía, trucha bonita no te escapes que no te van a hacer nada.
(Fotos de un día de pesca en Llanillo de Valdelucio)

miércoles, 5 de noviembre de 2008

"Sonríe de nuevo"



Al ver en la carne tu herida
y en tu voz oír el miedo
en rio se convierte mi saliva
para apaciguar tu duelo.
Los ojos se me derraman
y me oprime tan fuerte el pecho,
que sólo de aire se llenan
cuando sonríes de nuevo.
¡Condenado juego de gallina
por el que a veces me muevo!



(Foto en otro mar)

martes, 4 de noviembre de 2008

El alacrán


Hace unos meses JD me envió este texto y hoy me apetece compartirlo:


Un hombre vio cómo un alacrán se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el hombre lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El hombre intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó.
Alguien que había observado todo, se acercó al hombre y le dijo:"Perdone, ¡pero usted es terco¡ ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?".El hombre respondió: "La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar".Y entonces, ayudándose de una hoja, el hombre sacó al animal del agua y le salvó la vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.


(Foto de un Escorìón Emperador)

sábado, 1 de noviembre de 2008

En estos dias, cementerios.




Dadas las fechas y que los últimos post que he dejado aquí han sido un poco intimistas cambiemos de tercio. En muchos blogs amigos han aparecido estos días relatos misteriosos, intrigantes, dignos del género del suspense y yo… yo señores soy una miedosa. Dado que con la muerte tengo un serio problema (ya sabéis como es ella y claro, tenemos desavenencias) podría parecer que los cementerios no me gustasen ni por asomo. Pues bien, los españoles realmente no me gustan. Es más, me siento realmente intranquila en ellos. Pero siempre que viajo a otro país intento visitar alguno y me fascinan. Es como si en vacaciones y en un sitio muy lejano la muerte no pudiera tocarme y entonces disfruto de pasear entre lapidas y estatuas. Las vacaciones son vacaciones. Incluso en alguno me he emocionado. Recuerdo una tarde entera paseando por un cementerio en el este de Londres, tan antiguo que ya era casi un bosque, con las raíces saliendo del terreno y esculturas de ángeles mirándote. Eso es lo que más me gusta de estos sitios… los ángeles. También había muchos en unos de las afueras de Paris, era enorme y muy interesante. En Rumanía vi de los más variopintos, desde tumbas perdidas por laderas de montanas a cementerios con mucho colorido donde en plaquitas te contaban la vida del difunto. Los cementerios musulmanes me han parecido poco animados y perdonad la palabra que no quiero ser macabra pero con solo figuras geométricas y vegetales… a mi gusto le falta gracia.
Y cementerios que causan vergüenza y duelen, los antiguos judíos de Praga y Budapest, ahí se te encoge el alma. Ya veis que de los españoles no hablo… son a los que más he ido y sin embargo no tengo fotos. De los de otros países… varias.



Pd: No se si ahora aún se emite pero hace un par de años en el canal Calle 13 cuando terminaban la programación ponían imágenes nocturnas de cementerios españoles, que yuyu.

(Fotos de distintos cementerios)

"Te deseo"




No te conozco, ni te quiero,
Te deseo.
Te busco ávida cual águila
seductora como una pantera.
No te conozco, ni te quiero,
Te deseo.
Te ofrezco el placer de una geisha
para que explote tu cuerpo.
No te conozco, ni te quiero,
Te deseo.
Es mi sangre quien rastrea
el olor que la otra noche,
dejo tu cuerpo.






(Foto de un pecho, evidente)

jueves, 30 de octubre de 2008

Hambre atrasada


Por culpa de la tormenta estaba pasando la noche en vela. Los truenos no la dejaban dormir y el viento hacía que la lluvia golpease los cristales como si de cubos estampados contra ellos se tratara. La corriente eléctrica jugaba al escondite y no eran pocos los ratos que pasaba a oscuras aunque los relámpagos que rompían el cielo alumbraban casi de forma constante la casa. Era imposible que pudiera llegar en esas condiciones. Si se había podido poner en carretera se habría tenido que parar en cualquier sitio. Sería peligroso llegar hasta allí y miraba instintivamente el teléfono por si la llamaba.
Él alquiló una casa de dos plantas en la misma urbanización en la que estaba ella con sus padres. Él nunca levanta sospechas. Por fin su teléfono sonó y dijo que estaba en la puerta. Ella subió la cuesta hasta llegar a la otra casa. Por los caminos a forma de regueros corría el agua empapándole la falda. Se quitó los zapatos antes de llegar y no importaba ni su melena enredada ni su maquillaje, en poco más de cien metros estaba completamente mojada. El cielo seguía retumbando cuando abrió la puerta. Apenas le había dado tiempo a él a quitarse los zapatos en la entrada y la luz estaba apagada.
Ella se aferró al pecho repitiéndole su nombre. Era lo único que sabía decirle. Desabrochó su camisa para olerle y devorar su cuerpo, no sabían en qué desorden se despojaban de la ropa. Tenían la piel fría pero no necesitaron para secarse ni una toalla. Tardaron en subir al dormitorio. Recorrieron uno a uno los peldaños de la escalera y en cada escalón los riñones temblaban. Pasaron unas cuantas horas y al abrir las ventanas, el día se había llevado la tormenta y ella tenía las espinillas moradas. Primer plato servido de tanta hambre atrasada
.


(Foto tras la lluvia en la ventana)

martes, 28 de octubre de 2008

Ola de frio.


La ola de frio polar ha traído tanto viento que la caja de Pandora se ha abierto. Volando han salido viejos versos y algunas fotos dedicadas. Se han esparcido por el suelo esquelas y contratos. Incluso algún agazapado complejo que otra vez me ha hecho daño. He leído las cosas que al oído les dije, esas que ya estaban olvidadas. El pulso me ha latido asustado. Maldita ola de frio, me ha costado cerrar las ventanas.


(Foto de una de mis cajas de Pandora)

lunes, 27 de octubre de 2008

En cartel...



Si, me da rabia. Cuando escucho decir a alguien que “es que aquí no hay nada” me da rabia. Y si es alguien conocido por supuesto, que replico. Nos referimos a actividades de ocio. Cierto es que no deja de ser una capital de provincias el sitio donde vivo de no mas de ochenta mil habitantes y que no se puede compara con la oferta que puede haber en Madrid, también es cierto que aquí si quieres, puedes. Me explico. El Teatro Principal forma parte de la Red de Teatros de Castilla y León y siempre tiene programación teatral tanto para adultos como para niños, danza o música. El precio de las entradas oscila de siete a diez euros. Estas obras son las mismas (mismos actores, mismas compañías) que están antes o después en Madrid en cartel por el doble o el triple de ese precio. Pues bien, he sentido VERGÜENZA ajena sentada en un patio de butacas porque para ver a actores del pelo por ejemplo de Chete Leire no éramos ni cincuenta en la sala. Y estas representaciones son a las ocho y media de las tarde… que a las diez y pico ya estás en tu casa. No solo están las representaciones programadas por la red de teatros, intercalan con otras propias, certámenes y algunas en las que colaboran en su financiación cajas de ahorros. Aparte de esto, exposiciones de pintura o escultura suele haber siempre varias, no hace falta más que coger el periódico y buscarlas. Pues siempre que vas están vacías y son gratis. Las jornadas poéticas son vergonzosas. Si duran tres días da risa, porque el primer día llega el alcalde a hacerse la foto y parece que hay ambientillo. El resto de los días somos cuatro gatos. Recuerdo que en año pasado en el concierto de Alaska (que no me gusta llamarla Fangoria) la entrada costaba diez euros y estaba en pabellón de deportes únicamente con la cancha ocupada en un tercio y las gradas vacías. Pues aún así dice la gente que es que aquí no hay nada y a mi me llevan los demonios. Sólo salen en las fiestas patronales y dicen lo mucho que les gusta todo y lo poco que tenemos… manda narices.
Tuve la suerte de tener en mi época de instituto unos profesores jóvenes y entusiastas que nos contagiaron el placer de ver un espectáculo o de leer un libro, Jesús, Pilar, Enrique, Bores, Mª Jesús…Me pregunto a veces donde están los profesores de hoy y porqué cuando voy al teatro no están ni ellos ni sus alumnos.
(Foto de la programación actual del teatro)

viernes, 24 de octubre de 2008

"Viaje hacia... la decencia"

Hace un par de días leí en el blog de Contrahecho ( Besos imaginados) un post titulado "Viajeros al tren". Me hizo recordar un escrito que he dejado aquí abajo y que nunca supe si era un relato, un cuento o unos versos. Si pasas por aquí Contrahecho, espero que te entretenga un rato.





Ya sin el encanto de los asientos de madera,
vagón tras vagón me encamino por esta senda.
Aún no me quito el abrigo, hacía tanto frío fuera
Que tengo la piel helada bajo estas caladas medias.
Dos niños, la madre y la abuela,
Apiladas tienen al fondo todas sus pertenencias...
Apenas me queda espacio... No puedo sentarme con ellas...
¿Me deja usted caballero sentarme frente a su maleta?
El movimiento me acuna y el día ya se ha dormido,
bajo tu persistente mirada me voy quitando el abrigo.
La madre lee aburrida, hace rato los niños sueñan,
yo respondo a tu mirada, a la abuela poco la queda.
La luz se volvió más tenue,y la noche nos gobierna,
me sigues con la mirada, la mía es descubierta.
Sonrío y me sonríes, de pronto me noto inquieta
Quiero hablarte y no se que decirte,
Dime algo, yo estoy dispuesta...
Si sigues mirándome así pasaremos la noche en vela.
Dormir no quiero tampoco en este viaje sin vuelta...
en una vida indecente serás mi última proeza.
A todos acuna morfeo, despierto ya nadie queda,
y dejo que veas mis ligas, estoy cruzando las piernas.
Busco y rebusco en el bolso ¿Dónde esta mi pitillera?
necesito jugar con las manos, me miras y no te acercas.
Sonríes y me provocas, voy descruzando las piernas...
Separadas ya mis rodillas, muy lejos la niña buena,
bajo la camisa apretada, dos montañas despuntan tersas.
Tu sonrisa dice en silencio que te agrada mi sugerencia.
Señorita no coja frío, retiraré mi maleta.
Acercarse puede si gusta, siéntese aquí, a mi vera.
Me aproximo y huelo tu aroma, de boca color de fresa
y tus labios regalan escuetas palabras
y en tu voz mi calor se embelesa.
Me apoyo en tu brazo robusto, cuerpo que desprende fuerza,
tu mano sedosa y firme se posa sobre mi pierna...
La mía busca la tuya y urgente bajo estas prendas,
la fiebre me calienta todo y la pasión llena las venas.
Nos tapas con el abrigo, ocultando la destreza
De tus largos dedos ágiles jugando entre mis caderas.
La respiración se entrecorta y en mi cara se refleja
el rubor de una granada ofrecida recién abierta.
Mi mano enreda en tu pecho, con una cruz de plata juega
No quiero decirte basta pues mi cuerpo lo desea.
Te lo suplico con la mirada... hazme estallar sin tregua,
y sin tregua comes mi boca como si la granada fuera
ahogandome en la garganta un gemido sin decencia.
Tu mano por la nuca el pelo suelto me agarra
Y colocas mi cabeza bajo el abrigo que cogimos por manta.
Tu cuerpo rígido se adentra hasta el fondo de mi alma
Ahora me demostrarás dices si sabes hacer y ser mansa.
Cual si fuera la última huida me entrego rauda a la hazaña
de notar entre mis labios el sabor de tu melaza.
Tu cuerpo se convulsiona y brotas por mi garganta.
Aún no ha salido el sol, has debido salir fuera
rápido me levanto y recojo mis maletas,
me acicalo como puedo, que fuera un trabajo me espera.
Se que no ha sido un sueño, imposible no existieras,
aún noto la humedad que me inundó bajo la tela.
Maria que bien que has llegado,
Me dice con voz muy tierna
el párroco que antes había
dando clases en mi escuela.
Te presento al reverendo
del que cuiudarás su hacienda,
veras que es un hombre de bien
a su servicio estarás contenta.
Y se gira un caballero, alto y de buena presencia
que me mira y sonriendo dice:
Encantado de conocerla.
Mis pies se quedan parados, hundidos entre la tierra,
la cruz de plata en tu pecho y un libro de Santa Teresa.
Hechas las presentaciones, dice el cura de mi escuela
Les dejo que vayan a casa, obedece a su vuecencia.
Mirarle a los ojos no puedo
al roce del aire el cuerpo me tiembla
Le sigo mirando al suelo hasta traspasar la puerta.
Su voz serena me dice sonando cual bello poema
De día serás Maria
decente donde las hubiera,
por la noche serás Magdala
y dormirás a mi vera.


(Foto de una biblia preciosa que heredé)

jueves, 23 de octubre de 2008

¿Te vienes a Venecia?


Me ha llegado un correo de un amigo. Dice que ya está aquí, que ha regresado de Venecia. Que le ha encantado pero que había mucha gente. Cuando yo fui llegaba el invierno y la ciudad estaba perfecta. No me cansaba de pasear sus puentes, de perderme por los embarques y de esconderme por callejuelas tan estrechas que apenas podías pasar. Que maravillosa ciudad hueca. Por la noche grandes lámparas de cristal alumbraban salones vacíos, con los techos altos y la pintura desconchada. Al doblar cada canal suponías los secretos de cada casa. Con el vaivén de la góndola los ojos te engañaban y unas veces imaginabas los salones llenos de gente, con voluptuosos vestidos de sedas brillantes y cada cara tras una máscara. Otras te veías desnuda sobre una manta en medio de cualquier habitación casi deshabitada, sin máscaras, sin prejuicios y disfrutando del sexo con alguien que no era de debido y sin importarte nada. Él me preguntaba -¿en qué piensas?- y yo le respondía -disfruto de las casas.
(Foto de una esquina de Venecia)

martes, 21 de octubre de 2008

"Su mar"



Llovía y hacía frio,
el mar y el cielo se confundían en su gris plata,
eras cada gota que me cubría,
lo que me empapaba el alma.
Estabas en cada gaviota,
en cada ráfaga que me susurraba
que mirabas tu mar y me veías,
que estabas conmigo sin importar donde estaba.
(Foto: Su mar la semana pasada)

sábado, 18 de octubre de 2008

¿A qué huele?


La memoria olfativa es una de mis preferidas. Puede ser porque es la que mejor me funciona y soy un poco partidista. Me gusta incluso cuando me juega malas pasadas y sin quererlo me coloca en otro momento, en otra situación y con otras personas. Los olores nos transmiten muchas sensaciones y en la mitad de los casos te condicionan subjetivamente, no te das cuenta.
El olor del Heno de Pravia con que mi madre rociaba a mi abuela después de arreglarla, el de mi tía Juventina a violetas tan cargante que a un kilómetro ya sabías que se acercaba. El olor de una habitación de hospital. El de mi profe de geografía del instituto (Andros... como me gustaba).El olor del mar en invierno… tengo una caja de pandora llena de vientos.
Arguiñano (ese gran cómico jajaj) decía que era delicioso ir al mercado a primera hora para ver a las mujeres recién duchadas porque olían de maravilla. Yo le doy la razón y no es rara la vez que cojo el teléfono y llamo a alguien porque algún transeúnte que llevaba su mismo perfume ha pasado por mi lado. Y disfruto cuando se cierra la puerta de un ascensor y me llena un ligero aroma del aftershave de algún hombre.
“Rápido te desabroché camisa y me pegué a tu cuerpo, ansias vampíricas que me provocas. Tu perfume no era el mismo. Decías que habías usado el de tu hijo. No me importó, reconozco el olor de tu piel. Es el mismo olor que tiene la mía después de revolcarnos.”

jueves, 16 de octubre de 2008

"Tómame"



Tómame,
coge mi pelo por riendas
y mi boca por refresco.
Tómame,
que tus manos conjuren mis entrañas
estrujando el latir más intenso.
Tómame,
atrapa con tu cuerpo mi quejido
anclando mis rodillas al suelo.
Tómame,
deja vacía mi voz
si no es para agradecerlo.

martes, 14 de octubre de 2008

Regalo íntimo.


Tras la batalla, saqué una ofrenda y él hizo lo mismo. Abrimos nuestras bolsas y nos lo dimos. Tan lejos y tan cerca. Nos habíamos regalado el mismo libro. Yo porque no se decirle lo que siento. Él porque ya sabe cómo ponerle palabras a mi alma.

miércoles, 8 de octubre de 2008

¿Jugamos a los médicos?




Hace unos meses escuché en la radio que habían descubierto la vacuna para el cáncer de cuello de útero. Creo que se lo comenté a todo el mundo porque pocas noticias hay buenas en la prensa como para dejarlas pasar por alto. Es más, ese tipo de noticias me emocionan dado que soy de lágrima fácil. A los pocos días ya había en mi centro de salud carteles anunciándolo. Hoy felicito al alemán Harald zur Hausen y los franceses Francoise Barre-Sinoussi y Luc Montagnier por descubrir el virus que provoca el cáncer del que os hablaba y el del VIH. Les felicito y les doy las gracias porque mientras yo me estaba tomando copas ellos estaban estudiando, porque mientras yo salía y entraba con mis amigos ellos estaban estudiando, porque mientras yo me iba de fin de semana ellos estaban estudiando y porque si algún día tengo algún problema de salud me ayudará alguien que ha estado estudiando..
Siempre he mostrado gran admiración por el personal sanitario porque me parece que realizan una labor increíble. Siempre he mostrado esa admiración hasta este verano en el que me he pasado un par de meses en varios hospitales y he visto que en un alto porcentaje (por dios los que aún tengan vocación no se den por aludidos que a ellos estoy inmensamente agradecida), son personas prepotentes que se olvidan de que los pacientes y sus familias no son números de camas sino personas que están ahí sufriendo. No entiendo cómo después de estudiar tantos años y dedicar tanto esfuerzo cuando realizan su trabajo están deshumanizados. Suponía que los médicos y las enfermeras estudiaban por vocación y para ayudar a los enfermos. Ahora ya no supongo nada.
Además de agradecer a los investigadores que velen por mejorar nuestra calidad de vida quiero felicitar a mi médico de familia por su día a día, no sólo por ser un buen profesional sino por no haber perdido la humanidad y la ternura que supongo algún día le impulsó a hacerse médico. Se llama JM Rodríguez Valencia, no ha recibido ningún nobel pero es genial.

martes, 7 de octubre de 2008

“Pienso en ti, yo no te olvido” poema


Cuando la mar esta en calma
y el ocaso ya ha caído
me traen a los pies olas mansas
de lo lejano un suspiro.
Entre conchas desconchadas
el mensaje de un marino
que fue dueño de mi alma
y de este cuerpo ofrecido...
Tímidamente bajo la cara
para leer mi destino...
que no se si es lo que anhelaba
o si es lo que he temido,
pues resignada ya estaba
a saber que te había perdido,
para que susurres en mis entrañas
“Pienso en ti, yo no te olvido”

lunes, 6 de octubre de 2008

El estómago palpita.


A veces me gustaría ser más aséptica. Permitir que las cosas me afectaran sólo en su justa medida, que se supone que eso es parte del “madurar” y a mi ya me va tocando Dicen que los sentimientos están en el corazón. Pues hay que ver lo mal formado que tengo yo el cuerpo, que con lo que siento es con el estómago. Porque se me hace un nudo cada dos por tres, y el corazón no me duele pero el estómago si. Estoy cansada.

domingo, 5 de octubre de 2008

Dormida como una gata, palabras.


Me suelto el pelo, recién lavado pero ya seco. Cae por la espalda acariciándome, me hace sentir deseable. Apenas me he puesto un triángulo de ropa para tapar otro más pequeño. El frio de octubre ya habita la casa y todo menos mi cuerpo está destemplado. Me quedo mirando al techo panza arriba como dice Gioconda, como una gata. La manta náutica me cubre y me quedo en el sofá ronroneando. Imaginando tu roce, suponiendo tus gestos, casi noto tu calor bajo la manta. Y esperando a que llames me quedo dormida, con la piel incendiada.

viernes, 3 de octubre de 2008

"A lata suena un corazón hueco"



A lata suena un corazón hueco,
a velos de papel de aluminio
a coraza hecha de acero.
A lata suena un corazón hueco,
a agua estancada entre piedras
a eco que retumba silencio.
A lata suena un corazón hueco
a costuras inviables
a tardes frías de enero.

jueves, 2 de octubre de 2008

Los ratones y marte.


Hace algunos años (bastantes) guardé mi adolescencia en cajas. Mis libros juveniles, puñados de cartas con lazos, mis apuntes, los temarios, hasta algún que otro examen corregido que un profesor robó para mi. Me cuesta deshacerme de las cosas, puedo como mucho apartarlas y ante la insistencia de mi madre de que tenía llena de trastos su casa, envié mis recuerdos al pueblo y los subí al desván. No me preguntéis de qué manera molestaban allí mis cosas pero cuando una tarde me dejé caer perdida, habían bajado las cajas a una cochera que hay fuera, detrás de la casa. Estaban todas mordisqueadas, roídas. Mi adolescencia se la comieron los ratones.
El domingo escuché en un estruendo mi nombre por toda la casa. -¿Qué has hecho con favoritos? ¿Qué es esto de fuentes? – y no se como lo hice pero me había quedado sin nada. Mis poetas, mis fotógrafos, mis hoteles, mis pornógrafos, todo lo que estos últimos años han ido componiendo “mi otra casa”. Busqué y rebusqué tan nerviosa y ofuscada que al cabo de un rato estaba como cuando se comieron los ratones mis cajas, con las mejillas irritadas, pucheros en la boca y los ojos llenos de lágrimas.
Cogió el disco duro externo en el que entre sollozos yo había estado buscando una copia, me sonreía al verme tan desazonada.Encontró lo que buscaba y ¡magia!. Le abracé mientras se reía diciéndome:-Soy un héroe ¿eh?
Ya está todo en su sitio y dicen que en Marte está nevando. Normal…decía la radio que a 2200 metros nevaba y mira si Marte está alto.

miércoles, 1 de octubre de 2008

“Tus poemas son mis lienzos”




Tus poemas son mis lienzos
y mis colores tus palabras...
Te pintaré al oído un susurro
que sólo puedas ver con el alma.

Recítame en verde olivo
tu más secreta esperanza,
con el rojo te hablaré
del ardor de mis entrañas.

Tu piel blanca será el rayo
que quiebra la tormenta azulada,
mis labios magenta revelaran
el sonido de mis ánsias.

Tus poemas son mis lienzos.
y mis colores tus palabras...
Te pintare al oído un susurro
que sólo puedas ver con el alma.

Rima de negro mis pasiones,
por oscuras y mundanas,
que de tu celeste se inunden,
¡Hazme regresar a la infancia!

Toma mi vieja paleta,
úsala para narran tus hazañas,
que quiero que un cuento me cuentes,
por si no estás al llegar el alba.

lunes, 29 de septiembre de 2008

De vampiros y cosmética.


Seguramente hayáis oído hablar de una condesa húngara llamada Elizabeth Bathory. Existen muchas formas de contar su vida y múltiples maneras de adornar la leyenda. En lo que todos coinciden es en que fue una de las mujeres mas sangrientas de la historia, porque susodicha señora (y perdónenme las que lo sean) es un personaje real del siglo XVII. Una de las mujeres más vanidosas y preocupadas por su belleza de las que hay constancia. Gozando de sus devaneos lésbicos al final se le fue la cabeza y la mano. Estaba totalmente convencida de que la sangre de las vírgenes conservaba su belleza y detenía el deterioro de su piel. Creyó encontrar la fuente de la juventud en las venas de sus criadas y desangró a mas de 600 mujeres no sin antes torturarlas (los detalles me los ahorro porque quizá leáis esto muy de mañana, pero digo yo que eso ya era malicia). Si Cleopatra se daba baños de leche de burra, imaginad de qué se los daba la condesa.
Partiendo de que hablamos del caso extremo de una asesina en serie y de una mente enferma (además de mala), hay que ver cuantos años pendientes de la belleza. Siempre esclavos de la estética propia del siglo por el que nos haya tocado caminar. Ahora los baños gracias a dios, son de chocolate o de vino y las cremas de caviar, que ya no se si me produce un orgasmo una buena comida (gastronómica en este caso, entiéndase) o una buena sesión en un spa.







Traducción (no muy buena) de la viñeta:
Condesa: Siempre he sabido que estaba en lo cierto delante de todo el mundo… y mi técnica tiene ciertamente más glamour.
Sirvienta: Sin olvidar los royalties, condesa.










¿Alguien me da un cigarro?






Hace un par de meses le di una caladita a un narguile. Me supo tan buena que decidí no seguir fumando. Deseé fumar de todos los paquetes de tabaco que había sobre la mesa y ya hace dos años que lo he dejado. ¿Un café? No, no, que después me cuesta dormirme y ya sabes lo mal que ando, mejor una infusión, ¡pero que no tenga teína!, que me excita demasiado. En la cocina, al lado de las galletas María tostadas, tengo otras galletas de maría que con todo su cariño me trae la madre de una amiga cuando viene de visita. De su propia cosecha y ahí se están caducando, a este paso voy a tener que mojarlas en la leche del desayuno, a ver si se ve el mundo desde otro lado. ¿La taza del cola-cao? Un vaso de esos de medio litro de Jb, otro vicio que también he abandonado. ¡Dios mío que ruina de chica! ¿Alguien me da un cigarro?



Con todo mi cariño para los que me provocais estas ganas de fumar.

domingo, 28 de septiembre de 2008

"En silencio, sin hacer ruido"

Este masoquismo sicológico mío que me anima a rebuscar viejas palabras... ainssss





En silencio, sin hacer ruido,
así quiero dejarte marchar
si es que alguna vez estuviste.
Sin decir adiós, sin decir nada,
recogiendo mis excusas huecas
por no justificar tus huecas palabras.
Así quiero dejarte ir,
que no aparezcas mañana.

Abre la palma de la mano,
tus mentiras oprimen mi rabia
deja que lea en sus líneas
desde que día me engañas.

Mañana sonreiré,
pondré mi mejor cara
diré no puedo, no debo,
nunca sabrás que fulminaste mi alma.

Quédate todos, son tuyos
cada beso que me prestabas
De nada me sirven hoy
me dejan la voz amarga.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Paul Newman dice adiós.


Todo pasa y todo queda,

pero lo nuestro es pasar,

pasar haciendo caminos,

caminos sobre el mar.


Machado nos presta el verso. Hasta siempre Paul.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Crisis.


Escucho y escucho la palabra crisis. Algunos clientes deciden prescindir de nuestros servicios buscando proveedores más baratos porque se tienen que apretar el cinturón. Llamo a dos personas que están haciendo sustituciones por vacaciones para ampliarlas el contrato. Ninguna quiere. Me cuesta encontrar operarios. No entiendo esta crisis.

jueves, 25 de septiembre de 2008

"Lagartija de Cádiz", poema



Dime mi niña de Cádiz, dime mi niña del alma
si aún guardas en el recuerdo
nuestras noches de color plata.
Dime ni niña de Cádiz, lagartija de mi alma
si al despertar algún día sientes
que queda mi hueco en tu almohada.
Dime mi niña de Cádiz, hiedra que trepó en mis ansias
que aún se aferra tu vientre
al miedo de mi boca entregada.
Temblabas el primer día,
no aguantabas mi mirada.
te escudabas en los besos,
en ellos te refugiabas.
Dime mi niña de Cádiz, dime mi niña del alma
si viste en las últimas horas
como era yo quien temblaba.
Que me iba para lejos niña,
que tres días no eran nada
desear una vida entera
y sonreír mientras marchaba.
Sin que vieses mi tristeza,
no viste ni una lagrima...
Yo me tragaba las tuyas
rompieron las mías al darte la espalda.
Por un día presto mi cuerpo,
por una noche vendo mi alma...
Por el color de tus ojos, la firmeza de tus nalgas,
los silencios de tu boca con la garganta apretada,
por el roce de mis manos en la curva de tu espalda
Por despertar sólo un día...
Por despertar sólo mañana
y sentir que te enroscas en mi cuerpo, lagartija gaditana.
Que tengo miedo mi niña
miedo de que te vayas
de que crezcas y me olvides
de que olvides mi mirada.

¡Madre cuanto te quiero, lagartija gaditana!

martes, 23 de septiembre de 2008

Memos, palabras.


Cuando alguien no te cae bien parece que estás buscando la ocasión para reafirmar tus opiniones sobre esa persona una y otra vez. Si lo hacen (que es lo normal) te sientes menos culpable por pensar que hay mucho memo suelto. Las reuniones multitudinarias de viejos amigos pueden ser uno de esos momentos. Imaginemos la típica pareja convencional, de corte conservadore, propietarios de un negocio y lucidores de marcas. Mientras el marido se queja amargamente de que una dependienta se ha quedado embarazada y desde el segundo mes ha cogido por un catarro una eterna baja que le está saliendo por un pico, en el otro extremo de la mesa, su esposa y madre de sus hijos, anima a otra de nuestras amigas felizmente embarazada a que pida una baja por contingencias comunes, que diciendo que te duelen los riñones o que estas refriada ya lo tiene apañado. Miras hacia ambos lados de la mesa, vaya dos, todos los comensales sonríen, es más, también tú sonríes mientras piensas en que cada vez somos más egoistas y más hipócritas y que evidentemente, rara vez los memos dejan de serlo.

viernes, 19 de septiembre de 2008

"Tu hombría se queda pequeña", poema.



Caminando por la red, hace un rato encontré un blog en el que me quedé anclada por la música que sonaba de fondo. Me ha hecho pensar en unas unas lineas que hace tiempo escribí y que al releerlas he vuelto a sentir. Hay que ver lo que se divierte a veces nuestro subconsciente jugando con nosotros.




Tu hombría se queda pequeña,
desaparece ante mi como el sol en el ocaso
tus pies retroceden mientras finges
que es tu honor el que ha sido mancillado.
Tu hombría se queda pequeña,
disminuye por cada pregunta que hago
que si bien te mostrabas altanero
en la batalla que poco lo has demostrado.
Tu hombría se queda pequeña,
soy yo más hembra que tú eres macho
te acostumbraste demasiado a la flor
y olvidaste, que tengo espinas en el tallo.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Sonrisas, palabras.

Siempre hemos oído hablar de las virtudes del sonreír y seguro que mas de una vez nos hemos encontrado con un papel pegado en alguna puerta con párrafos así: La sonrisa no cuesta nada y produce mucho, que enriquece al que la recibe sin empobrecer al que la da, que sin durar mas que un instante permanecer eterna en el recuerdo… Normalmente lo lees y lo olvidas. Soy una persona que cree en la importancia de las sonrisas y hay una que tengo clavada aún no se dónde. Una sonrisa reciproca y compartida. Estaba asustada y nerviosa, sentada sobre una mesa esperando a que saliesen para darme un parte médico, rodeada de desconocidos. Esa gente se apartó para dejar paso a una camilla en la que transportaban a un hombre moreno que estaba muy pálido. Su pelo era fuerte y tupido, como su oscura barba, estaba tapado con la sábana hasta el cuello y tenían algunos goteros colgando. Apenas serían diez segundos los que nos quedamos mirando. Sus ojos eran dos bolas negras, imposible distinguir el iris del cristalino. Nos quedamos fijos el uno en el otro. Supongo que nos reconocimos igual de asustados. Nos sonreímos, no se quien tenía mas miedo. Desapareció en el ascensor. Esa ha sido una de las sonrisas mas reconfortantes que me han regalado y creo que también para él lo fue la mía. Hay veces que sin acercarse ni decir nada, un desconocido puede abrazarte.

¡Sonríe!

lunes, 15 de septiembre de 2008

"Mil cafés", palabras.

Me dice que ya quedaremos para tomar un café y salto como un mueble.- ¡Una sesión es lo que necesito que coñe!-y Él se ríe. El sonido de su risa me coloca rápidamente en mi sitio. Casi no he terminado de disparar la frase y ya estoy pidiendo disculpas por mis modales. No me hace falta su reproche. Le digo con voz bajita que mil y un cafés me tomaría con Él y que no soy yo quien decide cómo torturarme. Que ha hablado por mi el ansia y no la obediencia. Sigue riendo. No es necesario reñirme. Me he excitado de saberme suya, de saber que se hará lo que Él decida, de pedir perdón por mis desafortunadas palabras. Me he excitado por sentirme su pertenencia.

viernes, 12 de septiembre de 2008

"Tarde" de Ricardo Arjona.


“Tarde” de Ricardo Arjona
Artista: Ricardo Arjona
Álbum: Quien Dijo Ayer
Título: Tarde (Sin Daños A Terceros)

Justamente ahorai rrumpes en mi vida, con tu cuerpo exacto y ojos de asesina. Tarde como siempre, nos llega la fortuna. Tu ibas con el, yo iba con ella, Jugando a ser felices por desesperados, por no aguardar los sueños, por miedo a quedar solos.Pero llegamos tarde,te vi y me viste, nos reconocimos enseguida, pero tarde. Maldita sea la hora que encontré lo que soñé, tarde. Tanto soñarte y extrañarte sin tenerte, tanto inventarte, tanto buscarte por las calles como un loco, sin encontrarte. y ahi va uno de tonto; por desesperado, confundiendo amor con compañia. y ese miedo idiota de verte viejo y sin pareja, te hace escoger con la cabeza lo que es del corazon. Y no tengo nada contra ellos, la rabia es contra el tiempo por ponerte junto a mi,tarde. Ganas de huir; de no verte ni la sombra, de pensar que esto fue un sueño o una pesadilla, que nunca apareciste, que nunca has existido. Ganas de besarte, de coincidir contigo, de acercarme un poco, y amarrarte en un abrazo, de mirarte a los ojosy decirte bienvenida. Pero llegamos tarde. Te vi y me viste, nos reconocimos en seguida, pero tarde. Quizas en otras vidas, quizas en otras muertes. Que ganas de rozarte, que ganas de tocarte, de acercarme a ti y golpearte con un beso, de fugarnos para siempre, sin daños a terceros.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Manolo García.


Hoy vuelvo a sumarme a las filas de seguidores de Manolo García. No se porqué había dejado de escucharle. Sus poemas hechos canción me han reconfortado. Siempre me gustó su trabajo y durante un tiempo muchos de sus temas salpicaron mi adolescencia. Mi hermano algo tuvo que ver en ello, solía haber cintas (por entonces los cds eran alta tecnología) de Los Burros o de “El último de la fila” por casa o en el coche. Las dos veces que Manolo ha actuado en mi ciudad yo no estaba en ella, una pena. Hoy me he sentido arropada por sus temas, reflejada en muchos de ellos. Me he quedado una hora quieta pendiente de sus letras. El canta lo que a mi me gustaría escribir. De vez en cuando iré copiando por aquí alguno de sus temas, dejaré que sea él quien escriba porque como decía en una canción…“si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo vayas a decir”. Gracias Manolo.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

¡Calla!, poema



¡Silencio! no quiero oírlo
me duele escuchar tus palabras,
calla, te lo ruego no sigas

tus excusas te delatan.


¡Silencio! no quiero oírlo
Que ya olvidé las veladas,
lamiéndome sola las heridas
maullando cual gata abandonada.


¡Silencio! no quiero oírlo,
deja muertos a los fantasmas,
sigo caminando porque estoy vivo.

No lo digas mas, ahora calla.

martes, 9 de septiembre de 2008

Jaque mate, poema.


Como en una partida de ajedrez
espero a que muevas la pieza
que desencadene mi destino...
Espero dócil, callado
desde hace días presiento
que sabes cual es mi camino...
No tengo caballo en que huir,
ni torre en la que resguardarme
ni un alfil que me proteja...
Se que empiezas a sacrificarme
que lucharás en otras batallas,
avanzarás por nuevas tierras,
y solo seré el peón
que cambiaste por una Reina.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Entre las pesadillas, sueño erótico.


De entre las pesadillas que noche tras noche me visitan ha surgido hoy.Era morena, el pelo largo y liso, talle perfecto y unos abundantes pechos carentes de cualquier tipo de silicona. La piel muy morena, casi negra, boca carnosa y los ojos profundos. Estábamos de vacaciones en un hotel que nunca me podré permitir con otras personas, entre ellas mi marido. Intenté que nos quedásemos a solas y lo conseguí mientras se estaba duchando, entre chicas no parece extraño. Llamé a la puerta del baño sin saber cómo acercarme a ella y deseando de una forma incontrolable devorar su cuerpo. Necesitaba de una forma animal comerme su sonrisa, morderla los pechos, oler su sexo…Qué maravilla de sueño. Salió de la ducha y no necesité decir nada. Me cogió por la cintura mientras me besaba, acaricio mis pechos y me tumbó en la cama. Rodamos frotando nuestros cuerpos, aplastando sus tetas con las mías, lamiéndonos la cara. Su polla era larga y gorda, tan bella como sus tetas. Era perfecta y todo el rato sonreía. Tendida sobre la cama abrí las piernas y penetrándome dejó caer sobre el mío su cuerpo. Nos abrazamos con la piel muy junta y follamos. No puedo olvidar el movimiento de sus tetas mientras follaba mi coño de una forma salvaje. Sus pezones negros rozando mi carne, su lengua apareciendo por los labios entreabiertos, la humedad de su cuerpo en cada embestida. Por fin entre las pesadillas he tenido un sueño erótico. Quizá algún día me cruce con alguien así en la calle.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Primera lluvia de septiembre, palabras.


Siempre pensamos que hay cosas que están al alcance de cualquiera que viva en tu misma ciudad. Cosas que no soportan ni costes ni impuestos. Sensaciones tan sencillas como salir de casa para mojarte con las primeras lluvias de otoño. Hoy me he dado cuenta que a veces ni esas cosas puedes permitirte porque tu cabeza va un paso más allá. Quizá puedas permitirte mojarte pero no tener un resfriado. Y te quedas mirando tras los cristales del portal o sales corriendo hacia el coche.Cuando no puedes dejarte mojar por el agua… estás atrapada.

"Vacíos del alma", subasta.


No me dieron por ella ni cien pesos
decían que estaba resquebrajada,
nadie quiso pujar por ella
en aquella triste subasta.
La perfumé con esencia de flores
Y su olor a ruinas perduraba,
la convertí en lienzo para iluminarla con colores
pero se volvían opacos según la rozaban.
No me dieron por ella ni cien pesos,
no la querían ni regalada.
Ya sin saber que hacer con ella
cuando la llevaba a mi espalda cargada,
el ultimo postor que quedó en el recinto
se acerco y con voz extraña
me dijo que quería verla,
que quizás le interesara.
La dio una y mil vueltas
su cara era cada vez mas extraña.
Aquí hay algo que no entiendo
entre dientes murmuraba.
Se pararon los relojes

la tarde se transformo en llamas.
Mefistófeles es mi nombre
pero niña, no puedo comprarla,
es la primera vez que veo
tantos vacíos en el alma

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Juventina, poema.


En el abismo de tus ojos puedo perderme,
profundidades del lago que albergó tu alma,
buscando un resquicio de la cordura,
verdes olivas que fueron esmeraldas.
Tus manos siguen tejiendo los volantes que te engalanaban,
con una tela invisible y costuras tan livianas
que no puedo ver el hilo ni se como la aguja casa.
Es un quebranto tu voz, sin sentido tus palabras,
me cuesta reconocerte, no estás tras la mirada.
Sigue tejiendo querida, el mundo que imaginabas.


2005


La juventud se difuminó en tu nombre...

martes, 2 de septiembre de 2008

Servicios, contacto real.




Servicios, contacto real encontrado en la red:




Amenazas con partirme en dos, con romperme por la mitad a golpes de deseo.No me asustas, al contrario.Soy yo quien te busca, soy yo la que te incita a desearme así, la que te provoca en cualquier lugar y en cualquier momento.Soy esa puta de la que hablas.La que vacía tu mesa de un manotazo haciendo volar los papeles, la que se revuelca sobre ella volviéndote loco.La que se acaricia ante tu mirada de animal buscando tu pasión, tu deseo maldito, tu cuerpo tenso y excitante.Serás duro, sí, pero también yo lo seré.No te daré tregua, te exigiré mi placer a gritos, clavando el filo de mis uñas en tu espalda y mordiéndote la boca hasta que el sabor metálico de tu sangre nos vuelva locos a los dos.Nos partiremos los dos, nos romperemos en cuatro, en cien, en mil pedazos húmedos y resbaladizos. Y, aún así, seguiré provocándote cada minuto, hasta que los pedazos sean tan pequeños que me hagas desaparecer.Soy una puta, sí. Soy tu puta y tú lo sabes, pero no seré yo quien lo grite....Dímelo tú mientras me partes en dos.
660 909....